El Golfo San Matías se encuentra ubicado entre Punta Bermeja (al norte de la Provincia de Río Negro) y Punta Norte,  ubicada en el extremo superior de la Península de Valdes (Provincia de Chubut). Es el segundo golfo más extenso del Mar Argentino,  abarcando una superficie de 19.700 kilómetros.

El Golfo San Matías es una cuenca con características muy especiales dentro del contexto del litoral marino. En su área central presenta profundidades que llegan a los 200 metros. Al este del lugar se puede ver cómo el golfo puede comunicarse con las aguas de la Plataforma Continental Argentina. En este sector las profundidades rondan los 60 metros.

Si nos referimos a su biodiversidad, el Golfo San Matías presenta una rica composición de especies marinas que son resultado de la presencia de una zona de transmisión entre regiones biogeográficas tanto Argentina como Magallánica. En esta zona se pueden encontrar subpoblaciones que viven de manera independiente en las plataformas continentales. Un claro ejemplo de ello es la merluza común, el salmón de mar, el mero, el pez gallo, y los diferentes invertebrados como la vieira, el mejillón, la almeja púrpura y el pulpito tehuelche.

Además en esta zona existe una importante característica oceanográfica. Este nuevo ecosistema favorece  la presencia de numerosas especies marinas que son un importante atractivo para los turistas. Entre estos animales se puede ver al lobo marino de pelo, ballena franco austral, delfines comines, delfines oscuros, delfines franciscanas.

Las playas son solitarias con diferentes áreas naturales protegidas, con campos de dunas y acantilados que vale la pena conocer.

Dentro de las distintas áreas protegidas se encuentra el Área Natural Protegida Puerto Lobos. Es un sector situado en el extremo sur de la Provincia de Río Negro. Es una costa marina patagónica, con playas de canto rodado medio. En ellas se pueden ver diferentes especies de avifauna marina y costera, entre ellas gaviota cocinera, ostrero común, ostrero negro, playerito rabadilla blanca.

Fuente Imagen | Flickr.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *