Arte en La Cumbre

En la ciudad de La Cumbre (Córdoba) podemos encontrar el taller de una de las mejores pintoras de nuestro país, Emma Gargiulo. Ella es una conocida ceramista cuyo talento se expone todos los años en Palma de Mallorca (España) en la galería Can Pinos.

< /p>

Emma pinta desde mediados de la década de 70 y se convirtió en una ceramista profesional en la década del 80. En el año 1989 viajó para estudiar por un año y medio a Japón. En ese lugar perfecciono la parte técnica y su formación ética.

En el año 1971 decidió seguir su vida en La Cumbre, y a pesar de ser porteña no volvió más a Buenos Aires. Emma se caracteriza por haber sido autodidacta desde niña, si bien se formo de manera profesional, pero su creatividad está presente desde siempre.

Ella admira a Augusto Carlos Schienke, un maestro abstracto de Argentina, a Gorriarena y a Markus Rothkowitz (1903 – 1970) conocido en el mundo de la cultura como Mark Rothko, uno de los referentes de la pintura del color.

Como ceramista admira a Lucie Rie (1902 – 1995), quien nació en Viena y fue una figura muy importante en el arte contemporáneo. En su local expone y vende sus obras y la de otros artistas. Entre ellos: Anu Naparstek, Celina Daltoé, Paula Grunig.
Si no conoces la obra de Emma te invito a que lo hagas, ella se caracteriza por ser una mujer creativa, despojada, generosa, intensa, lo que queda plasmado en cada una de sus piezas de cerámica.

Cuando ella habla de su trabajo se refiere a las estructuras sobre la forma de ver y definir los diferentes aspectos de la creatividad: ceramista, herrero, anunciando que está todo dentro de la misma categoría. Según declara “Soy un poco medieval en mis principios, creo en el trabajo, nada sale si no lo buscas”.

Foto | Emma Gargiulo

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *